Hipotecarse a través de una agencia inmobiliaria

———————-

  • Estas empresas, al igual que venden casas, intermedian con los bancos para buscar y vender el mejor préstamo a sus clientes

  • Este servicio puede ser gratuito o tener una comisión del 5%

  • Un bróker hipotecario puede conseguir el crédito más interesante del mercado a medida para el prestatario y en un menor tiempo

 

La banca es la dueña y señora de la oferta hipotecaria, pero no la única que hace negocio en este mercado. Existen otros actores que venden el crédito bancario, entre los que están las agencias inmobiliarias. La mayoría ofrece intermediación financiera y algunas incluso tienen una marca propia para buscar crédito a los potenciales compradores de sus pisos. Un departamento con el que brindan un servicio hipotecario profesional y, por lo general, de pago.

Esta actividad está regulada por ley

Este acceso alternativo a las hipotecas de las entidades financieras, sin embargo, es bastantedesconocido y de ahí que provoque cierta desconfianza. Nada más lejos de la realidad. Esta actividad está regulada por una ley específica desde 2009 y controlada por el Instituto de Consumo del Ministerio de Economía.

No obstante, viendo este doble mostrador (inmobiliario y financiero) de las agencias, tan válido como secundario, surgen múltiples interrogantes: ¿qué tipo de hipotecas ofertan las inmobiliarias?, ¿qué requisitos exige este crédito?, ¿es más fácil lograr un préstamo por esta vía que por los cauces habituales?, ¿se trata de productos en mejores condiciones?, ¿qué ganan las agencias? etc.

Pau A. Monserrat, director editorial del portal financieroiahorro.com y ex bróker hipotecario, como se conoce a los profesionales de la intermediación hipotecaria, alaba la labor crediticia de las inmobiliarias. Explica que la razón de ser de su actividad financiera es servir de puente entre el comprador de pisos y los bancos, con los que tienen acuerdos. Al igual que las agencias inmobiliarias buscan y venden casas, sus marcas financieras buscan y venden crédito.

“La intermediación hipotecaria es una línea de negocio más de las inmobiliarias y un servicio para sus clientes, que no suelen tener formación financiera”, aclara Monserrat. Más allá de la comisión que pueden cobrar (entre el 1% y el 5% del importe del préstamo), este analista cree que las agencias persiguen fidelizar al cliente, seduciéndolo a través del crédito que le conseguirían.

‘Puede acceder a condiciones más ventajosas de las que puede lograr un particular solo’

Monserrat ve más ventajas que desventajas en el acceso a la financiación por esta vía. La primera, la comodidad y seguridad de ir de la mano de un experto en la ardua tarea de firmar una hipoteca. También destaca el ahorro de tiempo y, a veces, el económico. “Estas firmas crediticias, cuyos agentes conocen a la perfección toda la oferta hipotecaria, encuentran de manera rápida el producto que mejor se amolda al cliente y obtienen una pronta respuesta a su petición de préstamo. Además, al tener acuerdos con varios bancos, hasta puedenacceder a condiciones más ventajosas de las que puede lograr un particular solo”, esgrime. En todo caso, reconoce que “lo usual es que los bancos no hagan ofertas especiales a estas agencias financieras”.

En este escaparate de la intermediación hipotecaria despuntan Kìron (Tecnocasa) y DCredit (Redpiso), entre otros. Y cabe remarcar que no está ligada sólo al mercado de casas usadas. Otra que opera en este campo es Centro Hipotecario Gilmar, de Gilmar, especializada en casas de lujo y con producto de obra nueva.

Monserrat destaca que las agencias juegan con la baza de negociar al por mayor: “Al intermediar en un alto volumen de préstamos, gozan de mayor poder de negociación, tanto para que se aprueben las operaciones como para rebajar su precio y las comisiones”. “El bróker”, añade, “sabe negociar y, además de conseguir el crédito que más se adapta al prestatario, hará todo lo posible para que la operación cuaje”.

Desde dentro de este sector financiero, Paolo Boarini, consejero delegado del Grupo Tecnocasa, ratifica que “el principal cometido de Kìron es ayudar a los clientes a encontrar una hipoteca adecuada a sus necesidades”. “Con esta intermediación”, prosigue, “se trata de hacer un traje a medida”. Una tarea que califica de “difícil”. “Por mucho que se diga que la banca ha abierto el grifo”, añade.

‘Si un cliente no es financiable, no le hacemos perder el tiempo ni a él ni a la entidad financiera’

Al ser preguntado por si es más fácil acceder a financiación por este cauce, Boarini aclara que no tiene por qué ser así. Matiza que los bancos siguen siendo muy selectivos y si la mayoría de las operaciones de Kìron llega a buen puerto es porque, previamente, ha hecho un filtro. “Si un cliente no es financiable, no le hacemos perder el tiempo ni a él ni a los bancos”, explica. “Cuando empezamos a trabajar con alguien es porque sabemos que sus necesidades de crédito pueden ser atendidas y dónde”, afirma. “La gran ventaja de esta intermediación para el cliente es contar con la ayuda de un experto que agiliza el proceso y le informa del mejor producto a la que puede optar, y no sólo en precio”, declara.

Enrique Castro, director de una oficina DCredit, insiste en las mismas ideas: “Nuestro trabajo consiste en hacer un estudio financiero personalizado y ofrecer hipotecas adaptadas a cada cliente, tanto en condiciones, vinculaciones y porcentajes de financiación”. Apunta que su empresa tiene acuerdos de colaboración con la mayoría de bancos. E incluso va un paso más allá en este punto: “Prácticamente, todas las entidades financieras acuden a nosotros para ofertarnos sus productos”. Destaca, igualmente, la celeridad con la que sus clientes saben si su petición de hipoteca es aceptada o no, sin incurrir en costes innecesarios, como puede ser una tasación.

Respecto a las características de los préstamos, Castro dice obtener las mejores condiciones para cada cliente, con las mínimas vinculaciones y con los máximos porcentajes de financiación, llegando incluso a alcanzar el 100% del precio de la vivienda.

“Nuestros expertos financieros y jurídicos, especializados en el área hipotecaria, buscan la mejor opción de préstamo para el cliente y les informan para que sepan lo que firman”, asegura Emilio Vizuete, director del Centro Hipotecario Gilmar, que subraya que esta intermediación es gratuita en Gilmar. Recalca que el objetivo es“dar un servicio global y completo en toda la compraventa”.

La firma de préstamos en este mostrador está creciendo notablemente

Vizuete remarca que en el Centro Hipotecario Gilmar, con más de 30 años de experiencia, se trabaja con las mejores entidades y su volumen de operaciones permite lograr las mejores condiciones. “Este servicio se demanda cada día más”, señala.

Actualmente, esta intermediación hipotecaria aún es un canal muy residual, como informa Monserrat y se desprende de los balances de las financieras. Kìron, líder del sector, ha mediado en 1.130 préstamos en el primer semestre de 2015. Una cifra que da fe del auge de este sector al ser un 38% más alta que la de 2014.

Desde DCredit también se mira al futuro con optimismo. En los últimos ejercicios, el número de sus firmas ha crecido más de un 25% cada año. “Esperamos que esta evolución, muy buena, continúe”, señala Castro. Entre los retos a afrontar por este sector está, sin duda, lograr que el comprador de casa vea esta vía hipotecaria como una másen el mercado.

————

ELMUNDO.ES

Compartir "Hipotecarse a través de una agencia inmobiliaria" via:

Todavía no hay comentarios.

Leave a reply