El gasto en vivienda se ha multiplicado por cuatro en los últimos 50 años

—————–

El gasto en vivienda se ha multiplicado por cuatro en los últimos 50 años

En 1966, una familia media española tenía unos ingresos anuales de cerca de 80.000 pesetas: eso eran unas 5.600 pesetas al mes de ingresos en catorce pagas. Hoy la familia media española, tiene unos ingresos de 27.000 euros, que vienen a ser 1.900 euros al mes en catorce pagas. Ya hay una diferencia de partida: entonces, esa paga iba directamente al bolsillo del español. Ahora, buena parte va a Hacienda por lo que de los 1.900 euros, en realidad el español ve 1.400 al mes.

Pero olvidémonos de los impuestos. Supongamos que pudiéramos comparar en qué se gastaba la familia española esos ingresos y en qué se los gasta ahora.

Casi la mitad de la paga de 1966 iba a alimentación. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en la Encuesta de Presupuestos Familiares, el 48,66% de los ingresos iban a nutrición: pan, leche huevos, carne, pollo… Ahora, solo destinamos a la alimentación el 15% de nuestros ingresos. ¿Cómo es posible?

Por varias razones: la primera es que la comida era más cara entonces. Los modernos sistemas de producción, la competencia, la revolución de la distribución, la aparición de hipermercados en los setenta, y las fronteras sin aranceles, han permitido abaratar los precios. Hoy podemos comprar leche francesa o quesos holandeses. Entonces, todo eso era casi imposible debido a los altos impuestos que pagaban en las fronteras. La entrada en el Mercado Común en 1986 fue un golpe a los precios.

Pero volvamos a 1966. Donde más gastaban dinero las familias de los años sesenta era en carne: el 10% de la paga. ¿Y ahora? Solo el 3,63%.

Comida y ropa

El segundo capítulo de gastos en alimentación de una familia era el pan, las pastas y los cereales. A ese capítulo iba casi el 8% de los gastos familiares. Hoy, apenas nos gastamos el 2,3% de nuestros ingresos en pan. Entre las dietas, el miedo a engordar y la cultura de lo light, ahora no entra tanto pan en el hogar como hace 50 años. Bueno, y que ahora es más barato. Una barra de pan cuesta mucho menos que entonces. Hace poco, una cadena de panaderías llegó a ofrecer la barra de pan por veinte céntimos, algo impensable en 1966.

En vestido y calzado, las familias españolas se gastaban hace 50 años el 15% de sus ingresos. Ahora, poco más del 5%. ¿Cómo es posible si ahora consumimos más productos textiles? Por lo mismo que la alimentación. Las prendas de vestir eran más caras. No existían grandes cadenas de ropa como Zara, H&M o Primark, y, por supuesto, toda la ropa se hacía en España. De globalización, nada.

Las costumbres eran diferentes. Entonces, se confeccionaban muchos trajes para adultos y niños. A eso se destinaba casi el 10% de los ingresos y ahora nada. ¿Quién se hace un traje a medida? Los ricos. Entonces, también se destinaba más dinero a lencería (2,4%) y a calzado (2,73%). Hoy nada a lencería y un 1,23% al calzado.

El gasto en vivienda se ha multiplicado por cuatro en los últimos 50 años

La vivienda, mucho más cara ahora

Donde ha habido un cambio radical ha sido en la vivienda. En 1966, los españoles destinaban el 7,38% de sus ingresos a la vivienda. ¿Y hoy? El 27,45%, y eso dando gracias a Dios, porque los tipos de interés han bajado ya que hace ocho años la vivienda se llevó más del 50% de los ingresos de muchas familias, cuando el euríbor se disparó a 5,393%.

La explicación del modesto gasto en vivienda en los años sesenta era que la mayoría vivía en casas de alquiler. Pero lo curioso era que comprar una casa era más accesible que ahora: una familia media podían adquirirla en 15 años y en cuotas cómodas. No había hipotecas sino letras de cambio. También es verdad que, en los gastos de hoy, hay que incluir la segunda vivienda. Eso entonces solo se lo podían permitir los ricos.

Lo que ha cambiado poco han sido los gastos de casa, sin contar las comunicaciones. El combustible, el alumbrado, los muebles, los electrodomésticos, todo eso se llevaba el 9,23% de los ingresos de una familia, y ahora, el 8,88%. ¿He dicho electrodomésticos? Ah, es que entonces solo había nevera, lavadora y quizá televisor. Hoy tenemos nevera y lavadora, pero además, secadora, lavavajillas, microondas, batidora, cortadora, la condenada Thermomix, equipos de música y encima un televisor en cada habitación.

Comprar hoy electrodomésticos es hoy muy barato. Entonces, un televisor podía costar entre el 5 y el 10% de los ingresos. Y encima era de blanco y negro y pequeñito. Hoy un televisor de habitación puede llevarse menos del 2% de los ingresos anuales de una familia.

Más ocio y diversión

Donde realmente han cambiado las cosas en ‘gastos diversos y vacaciones’. Hace 50 años, ese capítulo se llevaba casi el 20% de los ingresos familiares. Hoy el 40,47%. Incluye la enseñanza, que no ha cambiado mucho (1,55% entonces, y 1,37% ahora), el tabaco, que es casi igual (alrededor del 1,5%), pero se duplica en cultura y diversiones (de 2,77% a 5,47%), y sobre todo en tapeo.

Entonces, se salía de tapas o a comer de vez en cuando. Solo los domingos: un vermú, unos calamares y para los niños tortilla francesa con patatas, y luego para casa. Hoy los españoles se gastan el 8% de sus ingresos anuales en restaurantes, bares, mesones y afines. ¡Por eso las cafeterías y los bares siempre están llenos!

También gastamos más en viajes y transportes. Hace 50 años, los españoles solo gastaban el 3,54% de sus ingresos en transportes. Hoy casi el 12%. Después de la vivienda, es el mayor gasto de una familia del 2016. ¿Quién se puede resistir al low cost? ¿Por qué no pasar un finde en París?

Por cierto, en comunicaciones (teléfono) los españoles de 1966 se gastaban solo el 0,21% de sus ingresos. Hoy, 15 veces más: el 3,13%. Claro: es que incluye un montón de móviles, las tabletas inteligentes, internet de alta velocidad y esa cosa momificada que hay sobre una mesa y que se llama teléfono doméstico.

 

————-

IDEALISTA.COM

Compartir "El gasto en vivienda se ha multiplicado por cuatro en los últimos 50 años" via:

Todavía no hay comentarios.

Leave a reply