AURORAS BOREALES, el mejor palco para verlas.

——————

El hotel Rangá islandés, de cuatro estrellas, cuenta con un observatorio astronómico para ver las auroras boreales.

En el hotel-boutique Rangá, en la Islandia más rural, están siempre atentos al cielo por si se cruza una luz del norte. Y han llegado al 90% de posibilidades… Si es así, te llaman a la habitación al segundo. A no ser que te pillen devorando su carpaccio de reno o de frailecillo en el restaurante.

Isabel García Islandia

 

Puedes irte tranquilamente a dormir porque, en el caso de que se cruce alguna que otra aurora boreal por el cielo, el personal te llamará a la habitación en un segundo. Para eso todas (hay 51) están diseñadas tirando de ventanales de tamaño XXL. Antes, eso sí, los del Rangá, este encantador hotel boutique hecho todo de madera en medio de la Islandia más rural, te dirán las probabilidades que tienes de ser testigo de las luces del norte, como también se llama a este potente fenónemo luminoso.


Una de las 51 habitaciones del Rangá, decoradas a modo rústico.

Y aquí, de septiembre a marzo, los meses de apogeo, aseguran que la cosa está en torno al 90% cuando cae la noche. A tanto llega el éxito que han creado un observatorio astronómico con espacio para 30 personas y dos telescopios computarizados. Se encuentra en el tejado, a unos 150 metros del edificio principal, de forma que con ese pequeño alejamiento se minimice lo máximo posible la contaminación lumínica.

Rutas en quad o trineo de perros

Por si fuera poco, el Rangá se encuentra en medio de la nada (en el buen sentido: es una maravilla perderse justo aquí), en la campiña más salvaje y natural del sur de Islandia. Otro punto a favor para que se cuelen por aquí las auroras boreales. El pueblo más cercano es Hella, a nueve kilómetros, y Reikiavik, la capital de la isla de hielo y fuego, se sitúa a unos 80 minutos en coche.


Las luces del norte, en acción.

La ubicación es perfecta, además, para marcarse todo tipo de actividades al aire libre propias de Islandia: rutas a caballo, en bici, quad, trineo de perros o moto de nieve entre glaciares, visita a la hermosisísma cascada de Gullfoss o a los manantiales termales de Geysir (el nombre de géiser viene de aquí)… Quedaría un chapuzón en el balneario de la Laguna Azul, con sus aguas a 40º, o un selfie en los acantilados de la playa negra de Vik.

De vuelta al hotel, puedes apuntarte al momento jacuzzi al aire libre a la espera de la llegada de la noche y sus auroras. Incluso puede verlas metido dentro. Da igual el frío que haga fuera: cuanto más, mejor. Nota: el termómetro puede llegar a los -20 grados sin problemas en los días más fríos de invierno.

Suites temáticas

El Rangá también ofrece masajes relajantes, una sala de juegos de mesa o un acogedor bar-lounge para tomarse una copa. Antes viene el homenaje gastronómico en su restaurante gourmet, con vistas al río salmonero de Rangá Este, uno de los más hermosos de Islandia. Normal que este pescado sea uno de sus productos estrella, pero también la sopa de champiñones, el carpaccio de reno, el frailecillo ahumado, la trucha ártica (prima hermana del salmón), el bacalao o incluso el cordero.


Algunas de las especialidades gastronómicas de la casa.

Todo está delicioso y de todo querrás repetir, pero deja hueco para el skyr, una especie de yogur islandés que ya devoraban los antiguos vikingos. Pida también la nutrida carta de vinos. Luego llegaría la lección de astronomía en el observatorio y ya la hora de dormir a pierna suelta en cualquiera de las habitaciones, todas de aire rústico y acogedor. Seis de las 51 (las suites) son temáticas, inspiradas en los siete continentes.

Por eso, si te va el rollo feng shui, tienes que pedir la asiática, con tatamis y orientación zen. A la africana no le faltan tapices tribales ni techos de bambú. Y la antártica no puede ser más futurista y gélida en sus tonos. Quedaría la Suite Real o Nupcial, elegida por muchas parejas de recién casados que asoman por aquí tras dar el sí, quiero. Ya sabes, una boda a lo Frozen-

 

——————

FUENTE: ELMUNDO.ES

Compartir "AURORAS BOREALES, el mejor palco para verlas." via:

Todavía no hay comentarios.

Leave a reply